Lista de compras ¡Sano y salvo!

Lista para el súper: Aprende a hacer compras saludables, ¡Ahorra dinero y calorías!

Aprender a hacer tu lista para el súper será fundamental para tener mayor conciencia alimenticia. Por eso el día de hoy, busco compartirte algunos tips que te serán de gran utilidad para tus compras saludables.

Mantén tu refrigerador con comida sana y siempre comerás saludable.

¡Así de simple!, Es poco común tener la costumbre de realizar una lista para el súper antes de hacer las compras pero créeme, este simple hábito te ayudará en gran medida a ahorrar dinero y muchas calorías.

Ir al súper sin antes comer y sin una lista de compras es como ir a la guerra sin fusil. Estarás destinado a “comprar por comprar”,  que es igual a gastar efectivo y energía en cosas innecesarias.

Ahora que sabes la importancia de tener una lista para el súper en tu vida diaria, te compartiré algunos consejos.

Pasos para hacer tu lista para el súper: Aprende a hacer compras saludables

  • 1. Antes de ir de compras, lo primero que tienes que tomar en cuenta es destinar un momento a hacer tu lista para el súper con todo lo que vas a necesitar.

Una buena recomendación es visualizar tus comidas de la semana, puedes elaborar un menú semanal o si estás siguiendo algún plan de alimentación personalizado basarte en el para en listar los productos y alimentos que necesitarás para llevarlo a cabo y no tener fallas.

Ahorrarás mucho tiempo en hacer las compras, dinero y calorías. Tu motivación estará al tope sabiendo que estás comprando todo lo necesario para nutrirte y mantenerte en línea con tus metas de salud.

  • 2. Manténte en la periferia. 

Seguramente te has dado cuenta que la mayoría de los alimentos sanos en el Súper están en la periferia: vegetales, frutas, carne, pollo, pescado, mariscos, huevos, etc.

¿Qué necesitas además de alimentos reales?

Es probable que si necesites algunos otros, pero no muchas cosas más. Haz que tu carrito al final de la jornada se vea lleno en su mayoría con alimentos reales de la periferia y deja al final los que se encuentran en el centro y posiblemente te falten algunos como: arroz integral, quinoa, avena, nueces, almendras, condimentos, frijoles, aceite de oliva, ve directo por ellos.

Acomódalos en el carrito y ¡Vámonos! Huye de todos esos cereales y barras procesadas.

  • 3. Al elegir productos: ¡Lee los ingredientes!

Recuerda, entre menos consumas alimentos que vengan empacados, ¡mejor!.

Si vas a comprar productos en caja, bolsa, botella o lata, tómate unos minutos para leer los ingredientes. Evita los que contengan azúcar, jarabe de maíz de alta fructosa, aceite vegetal hidrogenado o parcialmente hidrogenado. Vigila las cantidades de sodio y sal que poseen, los aditivos, saborizantes artificiales, las calorías, etc.

Entre menos ingredientes mejor y si no los conoces o no puedes pronunciar lo que contienen, ¡Olvídalo!.

  • 4. No te guíes únicamente por la publicidad y el empaque de los productos

La publicidad es engañosa y gracias a ella es común que cuando hacemos las compras tomamos el producto de marca o que la mayoría compra.  Recuerda que muchos de ellos invierten todo en publicidad y marketing y lo que menos menos les interesa es tu salud y que alcances tus metas; no compares en base a precios o cual conoces en comerciales, eso no sirve…lee ingredientes y compara calidad…Recuerda es lo que vamos a estar comiendo… no pongas chatarra en tu cuerpo.

  • 5. Visita los mercados locales

Una buena opción para tus compras saludables son los mercados locales, encontrarás verduras y fruta de calidad y de temporada, además estarás ayudando a la economía. Apoya el comercio justo y considera esta opción incluso antes que el supermercado.

  • 6. Limita tus visitas al súper, ¡Ahorra dinero y tiempo!

Por último, trata de visitar el súper no más de una vez por semana. Entre más veces vayas será más fácil comprar cosas que no necesitas.

Hacer compras inteligentes puede ser difícil al comienzo, pero es un hábito positivo que te agradecerá tu cuerpo, mente y cartera. Manténte motivado observando la cantidad de dinero y tiempo que ahorras.

Conforme logres implementar este cambio podrás darle un uso más consciente a lo ahorrado y disfrutarlo.

En conclusión, dale una mayor importancia a tus compras; tomando el tiempo y espacio necesarios para realizarlas de forma consciente, los beneficios que obtendrás repercutirán en varios aspectos de tu vida. No importa la meta de salud que tengas, cuidar tu alimentación siempre dará frutos.

De ahora en adelante toma más en serio cada compra que hagas, ya sea en el súper, en la calle, por internet o el método que realices para adquirir tus productos. Deja entrar a tu vida únicamente alimentos y personas nutritivas. Date el tiempo para analizar aquellos productos que estás dejando entrar y aléjate de los productos altamente procesados, lee los ingredientes y mejor dile adiós a todos aquellos que contengan sustancias como: jarabe de maíz de alta fructosa, azúcar, fructosa, sacarosa, dextrosa, aceite parcialmente hidrogenado (grasas trans), etc..

El azúcar entre otras cosas causa diabetes, obesidad, cáncer y enfermedades del corazón, compra comidas de un solo ingrediente (carne, frutas, vegetales, nueces, avena etc.), deja atrás todo lo que implica una lista de ingredientes. Dale a tu cuerpo y al de tu familia la nutrición que requieren, es la mejor herencia y cuidado que podrás darles.

 

Archivos adjuntos1

Tu progreso

Todos los derechos reservados © 2020 | Diseño Web por: esbrillante.mx
X